Zona Norte: 686 525440 / Zona Centro-Sur: 656 184491

La población local eje del conocimiento del territorio

El conocimiento del territorio, en materia de arqueología,  es un hecho inabordable sin la ayuda de la población local aún en muchos lugares de nuestra geografía. En el siglo XXI deberíamos de dar por supuesto que el conomiento global de un territorio en matería arqueológica debería de ser cuando menos bastante conocido. Teniendo en cuenta las distintas cartas arqueológicas que administrativamente se desarrollan por nuestra geografía. Pero siguen existiendo territorios, como el salmantino, en el que por distintos motivo sigue habiendo un amplio desconocimiento de su realidad arqueológica. Además la situación de despoblación y la concentración parcelaria ha llevado a que la transmisión oral sobre ubicaciones “especiales” o de interés para cualquier arqueólogo que quedaba en el memoria colectiva de las sociedades locales, ha desaparecido o están en un proceso de desaparición. De ahí que nos parece prioritario trabajar junto con las poblaciones de estas localidades para la sociabilización del patrimonio arqueológico como algo propio y al mismo tiempo rescatar la poca información que pueda quedar sobre ubicaciones sensibles para la arqueología.

La semana pasada tuvimos la suerte de poder pasar la tarde por una de las riberas más emblemáticas del municipio de Ledesma. Además del atractivo paisajístico y ambiental que pudimos disfrutar, descubrimos una serie de yacimientos en dos abrigos y en un teso aparentemente relacionados entre sí. Este descubrimiento no fue tal, sino que los descubridores fueron hace muchos años personas relacionadas con el territorio que siempre tuvieron un gran interés por el patrimonio arqueológico. En muchas ocasiones, como la presente, la falta de cuaces de comunicación que acerquen a la ciudadanía a la administración de patrimonio cultural hace que los hallazgos no lleguen a ser conocidos.

Muchas veces por una cuestión elitista o por ética se entiende que cualquier persona ajena a la arqueología pone en peligro los yacimientos arqueológicos, pero la paradoja está en que muchas veces son solo ellos los que conocen la existencia de muchos de los mismos.

Es una cuestión dificil pero creemos que merece la pena hacer proselitismo a la hora de abordar este tema e intentar colaborar con estas personas intentando explicarles y enseñarles las bondades de la colaboración con los profesionales de la arqueología, sin entrar a prejuzgar comportamientos anteriores.

Comments are closed.

Scroll to Top